Femen: Revelando al Sextremismo Ucraniano

Ativista de Femen en protesta por la "Topless Jihad"

Ativista de Femen en protesta por la “Topless Jihad”

Por Leticia Oliveira

Traducción al español por Jose Antonio Pano

A mediados de marzo de 2013, la activista tunecina de Femen Amina Tyler (nombre ficticio) fue mundialmente conocida por escribir en su pecho desnudo las frases “Jodánse sus morales” y “Mi cuerpo es mío y no es la fuente de honor de nadie” además de haber sido publicamente censurada por un religioso salifista que dijo que ella merecía ser apedreada hasta la muerte de acuerdo con las leyes islámicas. Después de lo ocurrido, su familia la encerró en un lugar que desconocían las demás integrantes del grupo, hecho que motivó una campaña de liberación de la tunecina, que según Femen, corría riesgo de muerto. Una de las acciones para la liberación de Amina fue llamada de “Día de la Jihad Topless”, donde las activistas de varias partes del mundo fueron a embajadas y mezquitas a protestar contra la “islamización” y proclamarle a las mujeres musulmanas a que se liberaran del velo.

El grupo sextremista ucraniano fue muy criticado por su postura neocolonialista y acusado de suprimir las voces nativas de las mujeres no occidentales. Esto provocó una reacción inmediata de mujeres musulmanas diciendoles que no necesitaban ser salvadas. La página “Muslin women Against Femen”, a la que una de las líderes de Femen, Inna Shevchenko respondío rápidamente “prefiero hablar con mujeres, sin importar que detrás de ellas estuviese un hombre con un cuchillo”.

La agresión y opresión perpetradas a Amina Tyler por parte de su familia dentro de su casa son, infelizmente, una história común dentro de los relatos de violencia contra las mujeres en todo el mundo. Drogar, golpear y mantener a las mujeres privadas de su libertad – homosexuales y transexuales también suelen sufrir este tipo de ataques – es una de las estrategias más violentas contra la libertad de las mujeres, y aún y cuando hay personas que no han sufrido éste tipo de abuso hay algunas historias parecidas para contar, inclusive envolviendo la intolerancia religiosa. Pero lo que Femen hizo fue usar el caso de Amina para justificar su agenda islamofóbica y su sesgo colonialista e imperialista.

El discurso de “liberar” mujeres de la opresión del velo es antiguo y todavía es muy utilizado para justificar guerras e invasiones de carácter neocolonialista. Liberar a las mujeres de la opresión del Talibán fue una de las muchas justificaciones dadas por George W. Bush para invadir Afganistán, una guerra que viene sistematicamente asesinando mujeres e infantes en aras de una supuesta libertad.

Mujeres nigerianas protestam contra ataques de pandilleros en sus villas

Mujeres nigerianas protestam contra ataques de pandilleros en sus villas

Según Zeinab Khalil en su artículo “Punto de vista: la crítica a Femen”, durante el período en que Argelia fue una colonia francesa, era muy común que mujeres francesas hicieran “ceremonias de desvelo” para las mujeres argelinas bajo los gritos de “viva la Argelia francesa”. En la visión de los colonizadores, quitar el velo era una forma de “civilizar” y liberar a los nativos del país.

A pesar de que Femen cree haber patentado el topless como forma de protesta, éste ha sido frecuentemente usado a lo largo de la historia de la lucha por los derechos de las mujeres. Hay relatos de protestas haciendo uso del desnudo en varios países del continente africano durante todo el siglo XX, por tan solo citar un ejemplo.

Femen y Feminismo en Ucrania

Femen surgió tras los acontecimientos de la Revolución Naranja ucraniana. Al principio era un grupo de universitarias enfocado especificamente a denunciar el impacto negativo que el turismo sexual y la prostitución tenían en Ucrania y sus protestos eran provocativos y teatrales, por otra parte, la decisión de usar el topless surgió posteriormente a la creación del grupo. De acuerdo con la activista Inna Shevchenko, el grupo fue creado a partir del momento en el que ella y algunas amigas se dieron cuenta de que la revolución había fallado:

Nuestra primera protesta en topless fue una manifestación política. Nunca imaginamos que continuaríamos haciendo topless después de eso. Yo era contra hacer toples por mucho tiempo, no lo podía aceptar. Pero no soportabamos más la situación. Entonces decidimos hacer algo realmente radical. Como no estabamos preparadas para alzarnos en armas, nos dijimos a nosotras mismas: Ok, nuestras armas son éstas. Ellas están siempre con nosotras. Transformaremos ésto (los senos) en armas y los asustaremos. Al día siguiente nos dimos cuenta de que ¡por vez primera en la historia de Ucrania independiente feministas ucranianas habían protestado! Conseguimos la atención de las personas alrededor del mundo. Nos dimos cuenta que si, que podría funcionar.

Según la Wikipedia, la primer protesta topless de Femen ocurrió en agosto de 2009. En el artículo “Feminismo en la Ucrania contemporánea, de la alergía a la última esperanza” de la historiadora y especialista en estudios feministas, de género, historia oral y antropología femenina del Instituto de Etnología de Lviv, Oksana Kis, el 8 de marzo del mismo año había ocurrido la primer gran protesta organizada por grupos de luchas por los derechos de las mujeres en conmemoración del día internacional de la mujer en la mayoría de las ciudades ucranianas.

El hecho de que el grupo declare que es el pionero del feminismo y de las protestas es solo una de las muchas declaraciones problemáticas que Femen ha dado en relación al feminismo ucraniano. Para Kis, la reaunudación tanto del feminismo académico como del activismo feminista ucraniano se dio al comenzar la década de los 90, después de la independencia del país. Ella relata que en esa época las organizaciones feministas ucranianas decidieron seguir el camino de la cooperación institucional en lugar de la confrontación con las autoridades ya que aún se trataba de un movimiento nuevo y aún era débil.

Según algunas estadísticas publicadas en un artículo de Le Monde, las ucranianas reciben un salario hasta 70% menor del que reciben los hombres del país, y cerca del 73% de la población cree que el hombre debe ser el proveedor en el hogar. Para la socióloga especialista en estudios de género de la Universidad Nacional de Kiev-Mohyla, Tamara Martsenyuk, el mayor éxito de Femen ha sido el hacerse visibles. Para ella, los métodos del grupo son inéditos en un país en donde el inmobilismo es histórica. Sin embargo, ella percibe problemas en la falta de enfoque por parte del grupo: “Sus denuncias hacia la prostitución y a la discriminación se disuelven dentro de esta agitación desordenada. Resulta difícil, en este caso, distinguir el mensaje y el propósito real.”

La profesora del departamento de historia y teoría de la sociología de la Universidad Nacional de Lviv, Tetyana Bureychak, muestra atención al hecho de que, a pesar del impacto inicial con el topless, las personas no se envuelven con el mensaje del grupo, que no ha logrado ningun cambio concreto en el país, y de este modo la sociedad ucraniana continua sin darle importancia a las cuestiones de género.

Hace hincapié también en que muchos grupos y feministas ucranianas alegan la falta de apertura de Femen al diálogo con otros colectivos y ONGs de lucha por los derecho de las mujeres, a pesar de varias tentativas. Un reclamo también hecho por grupos y feministas brasileñas desde la llegada del movimiento a Brasil. Además de eso, las declaraciones de Femen con respecto de la ideología del grupo son bastante confusas. Muchas veces la organización intentó distanciarse del feminismo, tal y como lo manifestó Anna Hutsol en una entrevista en 2011 al preguntarsele si Femen era un grupo feminista:

No. Nosotras usamos el erotismo en nuestras estrategias y en nuestra manera de vestirnos. Eso no está autorizado por el feminismo

El nuevo feminismo (traducimo de manera equivocaada como neofeminismo por parte de la representante brasileña de la organización) sería una “nueva onda del feminismo” creada por el grupo, que no sería otra cosa más que “juntar el movimiento por los derechos de las mujeres a una visión pos modernas de los medios de comunicación, de la política y a la manipulación del público masculino

Del mismo modo son conocidas las declaraciones que el grupo ha dado sobre el feminismo “clásico”. Según Inna Shevchenko, “El feminismo clásico está muerto, no funciona más. Solamente existe en libros viejos y a veces en conferencias”

Racismo y xenofobia

“Hitler is alive”, protesta contra la indústria del sexo en Hamburgo, Alemania jun/2012

“Hitler is alive”, protesta contra la indústria del sexo en Hamburgo, Alemania jun/2012

La xenofobia de europa occidental contra Europa del este no se justifica por los “grados de blancura” como dijo Agata Pyzik en su artículo “Blanco no siempre significa privilegio” pero sí por culpa de una crisis económica que incrementó el grado de xenofobia en toda europa, especialmente contra gitanos y musulmanes de cualquier etnia. Se sabe que éstos prejucios contra Europa del este siempre existió en europa y fui inclusive llevado a Brasil tras los movimientos migratorios europeos – “polaca”, por ejemplo, fue sinónimo de prostitua por mucho tiempo en Brasil, de hecho, decir “polaco” como “polaca” aún son considerados como términos peyorativos ya que en portugués existe la palabra “polonés” para referirse a los descendientes de éste país. Reconocer que existe privilegios por ser blanco no quiere decir que no haya prejuicios xenofóbicos y étnicos contra poblaciones blancas de Europa del este, pero decir que eso se debe a un cierto grado de diferenciación en la “blancura” es una falacia.

No se trata de minimizar la opresión sufrida por las mujeres en el contexto pos soviético, sin embargo, una de las críticas hechas al movimiento en cuanto llegó a Brasil fue que, si bien es verdad que las mujeres sufren opresión diariamente en todo el mundo, la realidad brasileña es muy diferente de la realidad ucraniana, y no existe una preocupación por parte del movimiento para adaptar su discurso a las realidades locales, dejando de mostrar apoyo hacia las luchas históricas de los movimientos feministas locales para enfocarse unicamente en la agenda del grupo.

No podemos cerrar los ojos para la xenofobia y el racismo que se ha mostrado frecuentemente en los países del antiguo bloque soviético, en especial en Rusia y Ucrania. Y es en éste contexto que Femen hace uso de su supuesta lucha por los derechos de las mujeres como una excusa para sus manifestaciones de odio. Los ejemplos van desde citas dadas por la líder y fundador Anna Hutsol “Como sociedad, no hemos sido capaces de mudar nuestra mentalidad árabe con relación a las mujeres”, así como también las manifestaciones abiertas de antisemitismo, xenofobia, racismo y neonazismo – además de la islamofobia propagada por el movimiento a últimas fechas.

El movimiento siempre tuvo una connotación claramente nacionalista. El primer manifiesto de Femen decía, entre otras cosas, que el objetivo del grupo era “construir una imgen nacional de feminidad, maternidad y bellezar basadas en la experiencia de los movimientos de las mujeres euro atlánticas”. Ésta connotación nacionalista se refleja en la selección de la corona de flores, o vinok, símbolo de la pureza de las vírgenes, y en el uso de los colores de la bandera ucraniana, así como también del discurso de “desenvolver las cualidades morales, intelectuales y liderazgo de las mujeres ucranianas”, y del claro contenido xenófobo de algunas de sus manifestaciones.

Si en Francia Femen atrajo principalmente a una parte de la izquierda que es abiertamente islamofóbica, en Alemania el flujo de mujeres conservadoras al movimiento se tradujo en la adesión por parte de miembros del partido CDU, y de la Unión Joven Conservadora del país, que reúne partidos conservadores católicos de Alemania y tiene una agenda que lucha contra los derechos reproductivos de las mujeres.

En una de sus primeras grandes manifestaciones en Alemania, ocurrida el día 25 de enero de 2013, en la calle Herbert, famoso punto de prostitución en Hamburgo, el grupo hizo uso del simbolismo nazista para protestar contra la industria pornográfica argumentando que prostitución e industria del sexo eran lo mismo que el nazismo. Para tal efecto, usaron como slogan “Arbeit macht frei” (El trabajo libera), que era muy utilizado en las entradas de los campos de concentración de la Alemania nazi, además de cambiar la letra “x” en la palabra sexo (sex industry is fascism) por una suástica.

En una carta abierta a Femen Alemania, el grupo libertario feminista aleman E*vibes recordó que no solamente la protesta tuvo lugar en una fecha muy cercana al día internacional del recuerdo al holocausto, además de recordarles que el uso de símbolos y slogans nazistas fuera de un contexto histórico son considerados como discurso de odio en Alemania y, por lo tanto, ilegales. También en una carta de renuncia, la ex activista de Femen Alemania, Freya Victoria, recordó que las prostitutas fueron perseguidas por el gobierno nazista al ser consideradas indiviudos “antisociales” así como también fueron perseguidos los judíos, los homosexuales, los gitanos y todos los demás grupos perseguidos por el nacional-socialismo.

Otras relaciones conocidas de Femen con personas y movimientos de carácter nacionalista o de extrema derecha ya fueron relatadas. En Brasil, la líder Sara Winter fue, y aún sigue siendo, denunciada por mantener relaciones con la extrema derecha nacionalista así como también en Inglaterra se descubrió recientemente que el responsable por el mantenimiento de la página de Facebook de Femen Reino Unido era un hombre que se presentaba como David Jones, miembro de la English Defence League, una asociación de extrema derecha que hace uso de violencia contra inmigrantes, en especial contra musulmanes radicados en Inglaterra.

Pero las manifestaciones de odio más contundentes fueron producidas por el propio Femen UA (o internacional). Según la página indymedia.de, en septiembre de 2009 Femen envió una carta al servicio de inteligencia de Ucrania (SUB) pidiendo para que se tomaran medidas contra la peregrinación anual de los judíos jasidicos albaneses a la ciudad ucraniana de Uman durante la pascua judáica. La carta decía que “la afluencia de representantes judíos ortodoxos que poseen padrones culturales y de comportamientos específicos traen algunos peligros […] los pergrinos demuestran una falta respeto a las tradiciones locales […] cualquier tentavia de ataque a nuestra cultura debe ser suprimida” y lo que sería la verdadera razón del pedido “las evidencias frecuentes de asedio, coerción e incluso violación de ucranianas por parte de los judíos jasídicos no son transmitidas al público e son ignoradas en pro de una pseudo tolerancia religiosa”.

Todavía el mismo artículo señala que, el 25 de agosto de 2010, Femen envío una carta para la alcaldía de la ciudad ucraniana de Lviv, en las vísperas de un partido de futbol donde el equipo local, el Karpaty-Lviv se enfrentaría al equipo Galatasaray de Turquía. La carta solicitaba a la alcaldía el prohibir a los fans del equipo turco de estar en la ciudad e incentivando a los seguidores del Karpaty a “apoyar nuestra iniciativa y no dejar que los ‘machos turcos’ invadiesen la capital cultural de Ucrania”. Los seguidores del Karpaty-Lviv son conocidos por sus expresiones de racismo y fascismo dentro y fuera del campo de juego, de hecho, el equipo fue condenado por la UEFA a pagar una multa de 25 mil euros debido a manifestaciones de carácter nazista durante el desarrollo del juego contra el Galatasaray.

¿De dónde viene el dinero de Femen?

Campaña publicitaria para la marca de lencería turca Suwen International

El financiamiento de Femen es algo que ha levantado multiples cuestionamientos desde siempre, como puede ser visto en la antigua página de Internet del grupo. Lo que se sabe con certeza es que durante el año de 2010, las activistas declararon en una entrevista el recibir una aportación mensual de entre 600 y 700 euros y que todos provenían de donativos. El millionario estadounidense Jed Sunden, que en esa época dueño del grupo KP Media, editor del Kyiv Post, el mayor periódico de lengua inglesa en Ucrania y en el cual trabajó como colaboradora Anna Hutsol, contribuía con 200 euros, así como también el millionario alemán Helmut Geier, más conocido como DJ Hell, que contribuía con 400 euros. El resto de los ingresos provenían de las donaciones hechas al grupo por parte de seguidores anónimos.

No fue secreto para nadie que Jed Sunden realmente financiara a Femen por muchos años. Él en persona lo admitió algunas veces a pesar de nunca haber dicho el valor de tales contribuciones.

Sin embargo, en un reciente comunicado a la página de Internet de centro-derecha italiana Il Foglio, firmado por su asistente Valeriya Kirchanova, Jed Sunden dijo que ya no financiaba más a Femen desde el 2011. Sunden comentó que él las financió desde el comienzo ya que creía en la lucha contra el turismo sexual, pero que a partir del momento en que ellas extendieron su campo de acción y comenzaron a criticar religiones, política y la Eurocopa de 2012 ellas perdieron el foco. El comunicado fue enviado en respuesta a una nota del diario que reprodujo la noticia de que en 2012 una periodista del canal ucraniano 1+1 se infiltró en Femen y denunció que el grupo tenía un presupuesto mensual de 2500 euros, siendo Jed Sunden uno de los mayores inversionistas, según la información de la investigación del canal ucraniano.

Según las propias activistas, sus únicas fuentes de ingreso son los productos vendidos en su tienda virtual y las donaciones hechas a sus cuentas. Vale la pena señalar que los productos son caros; para tener una “Boobprint” de alguna de las integrantes el incauto comprador tendrá que desembolsar la cantidad de 70 euros. También es común que vendan camisetas hechas por las propias ativistas, o previamente usadas por alguna de ellas por el precio de 100 euros.

Em Brasil, la representante del grupo, Sara Winter, recibía un salario de 400 dólares de la matriz ucraniana de acuerdo con un reportaje de ESPN Brasil. A pesar de haberlo negado primero, Sara terminó confirmando haber recibido ese salario pero “solo algunas veces” y de acuerdo con ella misma, Femen Internacional ya no envía dinero a la franquicia brasileña.

Además de eso, existen acusaciones de venta de protestas. Una de ellas fue realmente demostrada y aconteció el 8 de marzo de 2012 en Turquía, cuando el grupo viajó a Estambul bajo patrocinio de la marca de lencería Suwen International. Los medios de comunicación turcos, Femen firmó un contrata con la empresa para divulgar a la compañía. Para la fundadora Anna Hutsol, “la marca buscar ofrecer lencería saludable para las mujeres, y es por eso que Femen visitará la tienda de Suwen International, ya que se considera a la marca como una aliada.” Además de eso, Suwen produjo una línea de lencerías con el nombre “Femen”. La protesta, que se llevó a cabo frente a la catedral Hagia Sophia, donde las participantes utilizaron productos de la marca e hicieron una sesión de fotos previa divulgando el nombre de Suwen, el saldo de la aventura fue la deportación de las ucranianas.

Debido a las declaraciones previas de algunas integrantes del grupo, lo que se puede ver es que Femen no tiene miedo de usar la exposición de sus activistas en medios de comunicación como forma de recolectar fondos. En el artículo “Two bad words: Femen & Feminism in Ukraine” de Jessica Zychowicz podemos ver la siguiente frase atribuída a Anna Hutsol [1]:

Creo que si podemos vender galletas de esta manera (a través del llamado a las masas) ¿por qué no podemos usar los mismos métodos para llamar la atención de los problemas sociales?

En entrevista a la revista austriaca Falter, Inna y sasha Shevchenko respondieron que no venía problema alguno en posar desnudas para Playboy. En palabras de Inna: “Mujeres desnudas ya aparecen en las portadas de Playboy. Si nuestras protestas llegaran a las portadas sería un gran suceso, pues esto significaría que los hombres aceptan la lucha femenina”.

La exposición del cuerpo como “arma de guerra”

Una de las múltiples críticas hechas a Femen es que todas sus activistas topless no escapan del padrón de belleza eurocentrico. Todas son mujeres jovenes, delgadas, blanca y, de preferencia, rubias. Cuando son cuestionadas al respecto de por qué mantener ese padrón excluyente, las líderes del movimiento dan respuestas que son, por lo menos, curiosas.

En la página de facebook de Femen Francia, vemos una foto de dos de sus activistas que, según Femen, estarían fuera de los padrones y que son una respuesta a los reclamos. Según información de la página, las jovenes que más aparecen en las fotos son aquellas que están más comprometidas con el movimiento. Y si esas activistas son por lo general delgadas es porque “en una sociedad tan hostil a los cuerpos femeninos, las jovenes deben estar preparadas para enfrentar los comentarios, insultos y violencias fisicas y morales”.

En entrevista con Jessica Zychowitz, Anna Hutsol dijo en relación al hecho de que no hubiera mujeres de mayor edad en Femen [2]:

Las mujeres fuertes no pueden ser tímidas en Ucrania. Considere el hecho de que un cuerpo viejo no es tan bonito como lo es a los 16, pues bien, también están los vecinos, los parientes, etc., que consideran que las mujeres más viejas no pueden salir gritando en las protestas o envolver a sus nietos. Es más difícil enfrentar el prejuicio cuando se es más viejo que cuando tienes 20, 22, 26 o 26, porque cuando se es más joven no tienes nada que perder

La activista bielorrusa Alexandra Nemchilova: chiste

La activista bielorrusa Alexandra Nemchilova: chiste

Usada como ejemplo de activista gorda cuando son interrogadas sobre el porque no aceptan mujeres fuera del peso considerado patrón, la bielorrusa Alexandra Nemchilova sirve como elemento cómico en las protestas de Femen Ucrania. Vestida como una “sex bomb”, con la cabeza rapada y bigotes falsos para personificar dictadores, o incluso colocada en un establo para protestar contra la Eurocopa en 2012, la falta de respeto y la burla son evidentes.

También se nota la falta de activistas negras y orientales dentro del grupo, e incluso en Brasil la tendencia es buscar activistas encuadradas en el padrón eurocentrico de belleza, algo que ya fue notado y bastante discutido. Y, apesar de que el grupo hoy lo niegue, sí existe un proceso de selección para entrar a Femen. Usar únicamente cuerpos jovenes y que siguen los padrones impuestos de belleza es una forma de mantener la atención ilimitada de los medios de comunicación, que Femen ve como aliados. Pero precisamente al atender las demandas de aquellos que ellas consideran aliados, acaban excluyendo a quienes serían las verdaderas beneficiarias de su supuesto activismo: las mujeres.

1 Zychowicz, Jessica. 2011. Two Bad Words: Femen & Feminism in Ukraine, pag 221
2 Zychowicz, Jessica. 2011. Two Bad Words: Femen & Feminism in Ukraine, pag 219
Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s